13.7.08

El encanto de “WALL-E” y el misterio de “Metrópolis”


"...Hay una escena en WALL-E que parece condensar la idea del film. En el espacio exterior, WALL-E y Eva se dejan llevar por la no gravedad y ejecutan una danza de pura belleza; la inmaculada robot de formas redondeadas se impulsa con sus propios motores, el polvoriento compactador de una Tierra convertida en gran basural utiliza un viejo matafuegos. Mientras tanto, en el puente de la nave Axiom, el Capitán, embelesado por todo aquello que desconoce tras 700 años de vida ultrasedentaria, esa puerta al pasado que una simple plantita acaba de abrir, interroga una y otra vez a la computadora: “Define ‘fiesta’, define ‘baile’...”. Los robots son pura plasticidad, los humanos un mamotreto anquilosado que no sabe mover las patas...."
Publicar un comentario