23.5.09

Sobre el "Día del Orgullo Friki" - 25 de mayo

¡Que la fuerza esté con ellos!

Hace poco tiempo, en una galaxia muy, muy cercana... Cansados de las burlas y las palizas, los frikis se unen en todo el mundo para celebrar su fanatismo.

Por: Nicolás Artusi

Pasé al Lado Oscuro y lo único que me traje fue esta remera fea": la leyenda en una camiseta resume la ambición y la frustración de ser friki. El podrá convertir un tubo de neón en un sable láser, llegar a su trabajo con los dedos pegados al saludo de un voluntarioso "larga vida y prosperidad", o empeñarse en imitar el gorjeo de Darth Vader, insensible ante la inquietud materna ("¿el nene tiene asma?"). Y este 25 de mayo, cuando los escolares argentinos se pinchen las escarapelas y se pinten las caras para vender mazamorra caliente, festejará en todo el mundo: el Día del Orgullo Friki.

¿Qué es ser friki? Deformación de freak (no por nada, en inglés: "fenómeno" o "monstruo"), una fuerza juvenil que reúne adeptos, defiende su derecho in-alien-able (je) a consumir cultura trash y se multiplica como mercado. "Es una nueva elite, una comunidad de inadaptados sociales y amantes de la cultura pop", resume Jon Katz, periodista de la revista-biblia tecno Wired y autor del libro Geeks. ¿De qué planeta es Jabba the Hutt? ¿Cuántas generaciones hubo en Robotech? ¿Cómo se dice en klingon "morirás siendo virgen"? El friki lo sabe. Y si Bill Gates, acaso el más geek de la historia moderna, ofreció una promesa de millonario para el que se la pasa pegado a la computadora, el protagónico del gran Jorge García (Hurley) en Lost ofrece otra ilusión: "Uno de nosotros que llegó". Capaz de gastar el sueldo en juguetes (a los que jamás sacará de la caja: ¡sacrilegio!), el friki combina saber enciclopédico, voluntad archivística y angurria material. O, como dice el ensayista español Eloy Fernández Porta, autor del libro Homo Sampler: "El coleccionista de muñecos e íconos, llámese fanboy, friki o como se quiera, ha construido una cultura a partir de desechos y restos encontrados que son valiosos para él pero no para la mayoría".
Publicar un comentario