14.11.09

La obsesión de Kubrick · ELPAÍS.com



Auto-retrato de Kubrick con una Leica III.
Nacimiento 26 de julio de 1928
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos, Nueva York
Defunción 7 de marzo de 1999, 70 años
Bandera del Reino Unido Reino Unido, Londres, Hertfordshire
Ficha en IMDb

Esta noticia no es sobre ciencia ficción... pero si sobre un Maestro del Cine que dió a la Ciencia Ficción en la gran pantalla un prestigio inusitado...


La obsesión de Kubrick · ELPAÍS.com:
"LOLA HUETE MACHADO"

El director leyó cientos de libros, acumuló Documentos, se asesoró? le interesaba Napoleón, el hombre, el soldado, el emperador; su poder y caÍda. Pero no encontró productor para su película. Durante años Kubrick guardó en su archivo ese material, como huellas de una pasión nunca olvidada. Diez años después de su muerte, todo sale a la luz.

"Es imposible amar y ser prudente". La frase de Francis Bacon, filósofo del siglo XVII, aparece subrayada por Stanley Kubrick, director de cine del más puro XX, en uno de esos cuadernos de notas que usaba con profusión mientras soñaba con llevar a la pantalla a Napoleón, personaje decisivo del XIX. Y Bacon debe tener razón. Tanto amó Kubrick a Napoleón que se obsesionó con hacerlo suyo y trasladarlo a su territorio. "Qué gran novela mi vida", dijo una vez de sí el que fuera emperador francés. Según Kubrick, de haber existido el cine entonces, lo dicho sería más bien: "Qué gran película mi vida". Kubrick no paró en años de planificar el filme con la minuciosidad con que Napoleón debía preparar cada una de sus batallas, que fueron muchas, gloriosas y dramáticas, privadas y públicas, en su medio siglo de vida, de 1769 a 1821. Un agitado y corto espacio temporal que le dio mucho de sí: pasó de conquistar Europa ("Napoleón sopló sobre Prusia y Prusia dejó de existir", escribía Heine; "Siempre él, en totas partes, él", opinaba Víctor Hugo) a morir vencido, solo y desterrado a la isla de Santa Helena... "¿Qué es la guerra? Un oficio de bárbaros, donde todo el quid está en ser más fuerte que el adversario en un punto determinado", concluía el genio militar.

Publicar un comentario