3.2.10

La Luna pudo haberse formado por una explosión nuclear - Ciencia_Espacio_Sistema_Solar - Tecnologia - ABC.es

Fotomontaje de la Tierra y la Luna realizado por la NASA / AFP


"JUDITH DE JORGE | MADRID

La teoría más aceptada hasta ahora sobre el origen de la Luna sugiere que nuestro satélite natural es, en realidad, un pedazo de la Tierra que salió disparado al espacio tras la colisión brutal con un asteroide o algún otro gigantesco objeto que nos diera de lleno. Sin embargo, la hipótesis del gran impacto no convence a todos los científicos. Algunos geólogos planetarios encuentran pegas a la explicación, y proponen, en cambio, una idea de lo más impactante: la Luna pudo haberse formado tras una explosión nuclear natural.
Esta teoría alternativa se sostiene sobre otra ya conocida desde hace más de cien años, denominada de la fisión, que señala que la Tierra y la Luna se formaron a partir de una masa de roca fundida que giraba a extraordinaria rapidez, a tanta que la fuerza de la gravedad era apenas superior a la fuerzas centrífugas. Cualquier ligero impacto habría expulsado una pequeña porción de roca fundida, que finalmente se daría lugar a la Luna tal y como la conocemos ahora. Pero, ¿de dónde pudo haber salido tanta energía?"


Publicar un comentario