19.5.10

Se aproxima la hora de las revelaciones - lanacion.com

Fox 2010 Programming Presentation Post Party New York City


Los protagonistas de esta innovadora serie, ambientada en mundos paralelos, adelantan lo que vendrá

Por Marcelo Stiletano
Enviado especial
LOS ANGELES.- "Estamos a punto de entrar en el campo donde se pondrá en juego todo lo que nos falta contar". Frente a un privilegiado auditorio ávido de respuestas sobre lo inexplicable, John Noble maneja el suspenso con elegancia, alguna ironía y ese sabio manejo de las inflexiones vocales construido a lo largo de décadas de experiencia teatral como actor y director de prestigiosas compañías.
Cuando empieza a hablar de la segunda temporada de Fringe -que finalizará en la Argentina con un episodio doble el 1° de junio- y vislumbra la tercera, Noble prefiere recurre mucho más a los conceptos que a los nombres propios. "Empezamos en la primera temporada dando pistas que nos llevaban en dirección de ciertas cosas. La segunda fue como ir casi al galope hacia ellas. Y ahora, el final de esta temporada es como abrir las puertas del estadio. Ahí empezamos a jugar en serio", señala con tono enigmático.
Noble hace honor al significado en español de su apellido durante el encuentro que mantiene con la prensa internacional propiciado por el Warner Channel, la señal que emite Fringe en nuestro país, Pero el actor australiano, popular en el mundo globalizado de los fans de las series gracias a su álter ego televisivo, el científico Walter Bishop, no está solo. Su hijo en la ficción (Joshua Jackson, para todos Peter Bishop) se suma a la charla con aire despreocupado. "Hemos construido esta serie, que es algo así como Los expedientes secretos X junto a un científico loco, a través de una relación padre-hijo increíblemente rica, turbulenta, conmovedora y a veces dolorosa. Y la dinámica del vínculo entre esos dos hombres avanza y retrocede todo el tiempo, algo que no se ve muy seguido", explica.
Publicar un comentario