8.5.10

Un satélite zombi amenaza a otro satélite

NASA astronaut Rick Mastracchio works on the International Space Station


"Un satélite de telecomunicaciones, el Galaxy 15, ha sufrido un percance hasta ahora desconocido en el mundillo espacial: está totalmente descontrolado, no responde a las órdenes que se le envían desde tierra y ha empezado a desplazarse desde su lugar asignado en el espacio, pero sus antenas y repetidores siguen funcionando.
FUENTE | El País Digital"
Es lo que se llama un satélite zombi, o zombisat como dicen los ingenieros, y supone un serio problema para un satélite vecino, el AMC-11, que opera en la misma banda de frecuencias y que puede sufrir graves interferencias, lo que afectaría al servicio a sus clientes.

El control del Galaxy 15 se perdió el pasado 5 de abril y los expertos le han enviado ya casi 200.000 comandos sin obtener respuesta. El lunes pasado se hizo el último intento de recuperar su control mandándole órdenes a gritos, es decir emisiones con alta potencia, durante media hora, pero no sirvió de nada. Intelsat, la empresa propietaria del artefacto, está buscando soluciones contrarreloj en colaboración con su competidora SES, dueña del AMC-11. Estos satélites están en órbita a 36.000 kilómetros de altura y no hay riesgo de que caigan a la Tierra en varias decenas de años, pero los problemas comerciales asociados a un incidente así no son en absoluto despreciables.

El espacio es muy grande, pero en determinadas órbitas especialmente útiles también hay muchos artefactos y los percances son cada vez menos raros. El Galaxy15, como decenas de satélites de telecomunicaciones, está en una órbita especial, denominada geoestacionaria. Fue el ingeniero y novelista Arthur C. Clarke el que se dio cuenta, hace más de medio siglo, que un cuerpo en órbita de la Tierra, a 36.000 kilómetros de altura sobre el ecuador, gira alrededor del planeta a una velocidad acompasada con la rotación del mismo; así el satélite está aparentemente fijo en el cielo, pudiendo actuar como un repetidor de telecomunicaciones que cubre siempre el mismo territorio. Es tal la utilidad de esta órbita geoestacionaria que está repartida para su utilización por los satélites.
Publicar un comentario