2.7.10

40 posibles mundos tras la muerte | Cultura | elmundo.es

A makeshift shrine sits quitely outside the ornate mausoleum where Michael Jackson is interred on the first anniversary of his death in Glendale, California on June 26, 2010. UPI/Jim Ruymen Photo via Newscom

40 posibles mundos tras la muerte | Cultura | elmundo.es
LITERATURA | Primera ficción del neurólogo David Eagleman
Marco Nurra | Madrid

El neurólogo estadounidense David Eagleman deja a un lado la ciencia y la racionalidad para imaginar qué será de nosotros una vez pasados a la otra vida. Lo hace con un libro, 'Sum' (Espasa), que marca su debut como escritor de ficción y que en Estados Unidos se ha convertido ya en un éxito. Un ejercicio de fantasía y creatividad en varios cuentos con los que invita a imaginar 40 mundos posibles tras la muerte. Ahí van cinco de ellos:

El resumen de tu vida te espera

Al morir no hay paraíso ni infierno. Una vez al 'otro lado' revives todas tus experiencias, con la diferencia que "los acontecimientos siguen otro orden: están agrupados por actividades". Prepárate entonces para afrontar 35 años durmiendo de un tirón, 200 días bajo el agua de la ducha, meses enfrente de la tele, dos años de aburrimiento o tres comiendo. Eso, y una media de siete meses de sexo.

Dios es 'old school'

Llegas a la otra vida y te enfrentas a una cola que no avanza, preguntas por información y la empleada contesta de forma impertinente. El Paraíso resulta ser muy parecido a una oficina, dominada más por la burocracia que por justicia divina. Te preguntas donde esté Dios y descubres que se ha jubilado desde hace tiempo: ni siquiera sabía usar el ordenador. ¿Quién está al mando entonces? Los ángeles, quienes se reunieron en comité para quitarle el oficio a Dios y hacerse con la gestión de todo. Tristemente han aprendido de los humanos y eso es la causa de muchas meteduras de patas y errores burocráticos...

Muerte 'estilo Amenábar'

Como resultado de una sociedad tecnológica y capitalista, el hombre es por fin dueño de su 'otra vida' y puede elegir como será. Por un precio razonable puedes "descargarte tu conciencia a un ordenador y vivir para siempre en el mundo virtual" de tus sueños. Decides cuándo morir y los técnicos de la empresa se encargan de recrear, en secuencias de cero y uno, la estructura de tu celebro. Solo hay una duda: ¿Y si el sistema no funcionara?
Publicar un comentario