21.7.10

El telescopio espacial Swift, cegado por la mayor explosión cósmica jamás detectada

La explosión de rayos gamma más violenta jamás registrada por el hombre alcanzó la Tierra el pasado 21 de junio. Después de cruzar una distancia enorme, cerca de 5.000 millones de años luz, la ola de energía procedente de la lejanísima explosión, probablemente la de una gran estrella convirtiéndose en un nuevo agujero negro, impactó contra los delicados sensores del telescopio espacial Swift y los dejó ciegos durante unos instantes. Los científicos no podían creer lo que estaban viendo, y durante días enteros pensaron que se trataba de un error.


"Este estallido de rayos gamma -explica David Burrows, director científico del telescopio de rayos X Swift- es, de lejos, la fuente más brillante nunca vista en estas longitudes de onda a distancias cosmológicas". De hecho, y a pesar de que el Swift está diseñado específicamente para estudiar estos violentos fenómenos cósmicos, sus constructores jamás pensaron que su batería de instrumentos tuviera que enfrentarse alguna vez a un rango semejante de energías.
Publicar un comentario